Así es. La educación en familia o lo que se conoce por sus diversos nombres como; homeschooling, home-schooling, la educacion en casa, escuela en casa, escuela en el hogar, etc, es propiamente un estilo de vida.

Un "estilo de vida" es una manera de vivir particular; determinada por factores como el ambiente que nos rodea, nuestras actitudes, patrones de comportamiento, interacciones, etc. Es así como, debido a que nuestra forma de educar en familia empapa todo campo en nuestra vida, podemos propiamente decir que la educación en familia es todo un estilo de vida.

¿Podemos describir a grandes rasgos nuestro estilo de vida?


Como bien dice Isabel ; "...cuan limitado es el lenguaje humano, todo cuanto pueda narrar o describir, difícilmente se acercaría siquiera a la maravillosa experiencia de educar en familia..." pero tratemos al menos, de a grandes rasgos esbozar nuestra manera de vivir...

Obviamente, lo que las familias que educamos a nuestros hijos en el hogar tenemos en común es la absoluta prioridad de proporcionarles lo mejor a nuestros hijos aun a costa de nosotros mismos. Es por eso ultimadamente, que tomamos esta decisión. Otra decisión del mismo tipo y que emerge como un factor determinante en nuestro estilo de vida es que en la gran mayoría de los casos (si, hay excepciones) uno de los padres en la familia educadora decide permanecer en el hogar sacrificando un segundo ingreso salarial y con este, algunos lujos y comodidades que para las familias "normales" se han convertido en necesidades. Esto, mas que otras cosas, tiene una influencia extremadamente positiva para la familia. Las relaciones entre hermanos se ve increíblemente fortalecida, la relaciones Padre-hijo tienen mucho mas profundidad; ya que ambos tienen el tiempo de llegar a conocerse mejor y crecer en su papel juntos.



El tiempo ininterrumpido que transcurre en el hogar con la convivencia diaria entre los miembros de la familia educadora es muy preciado. La familia que educa va al supermercado, al parque, al cine, al museo, a la biblioteca, al mecánico, como unidad; buscando aprendizaje y convivencia en cada oportunidad. Cada detalle en la vida cotidiana es aprendizaje. Preguntamos, observamos, cuestionamos, o simplemente vivimos las experiencias de un mundo real, juntos.


Las familias que educan en el hogar están concientes de que; como dice Irlanda Salas, " La manera en que decidamos vivir esa vida familiar será la formación de nuestros hijos", y es por eso que está siempre en nosotros presente la intención de estar informados sobre las alternativas en todos los ámbitos. Es entonces regular que la familia viviendo la alternativa educativa, busque también alternativas en otros campos como el de la crianza general de los hijos, la salud, cuidado medico, alimentación, entretenimiento, etc.

El tomar la decisión de educar en el hogar es un proceso que tiene un tiempo determinado de maduración, diferente en cada familia. Ante cada familia se presentan obstáculos a vencer que parecen ser una constante en este estilo de vida.
Judith escribió cuando relato su experiencia ; "...esta decisión primeramente causa un gran revuelo en las familias..."
Cierto. La reacción negativa o positiva de los familiares a esta opción educativa impacta la manera en que la familia educadora se desenvuelve.
Entre las reacciones positivas podemos encontrar a abuelos deseosos de compartir conocimientos y tiempo con sus nietos, tíos y tías deseosos de mostrar a sus sobrinos más sobre sus entretenimientos y conocimientos durante aquel tiempo que el resto de la ninez esta en la escuela. Motivación y apoyo para los padres educadores de parte de una familia que aprecia el gran valor de la decisión que educar en casa representa. Por otro lado entre las reacciones negativas encontramos a familiares que constantemente cuestionan a los niños educados por sus padres sobre su aprendizaje, haciendo acotaciones sobre los especificos conocimientos que los niños deberían de estar adquiriendo. También hay familiares que claramente expresan su descontento ante lo que creen es una gran irresponsabilidad y daño irreparable en los niños que estudian en casa.

Finalmente, cualquiera que sea la reacción familiar, esta afectara las relaciones, opciones, y ambiente en los que la familia educadora se desenvuelve.

Contrario a lo que la mente popular sostiene, la educación en casa permite un vasto y variado ambiente social, apropiado para los hijos.

Los niños en las familias educadoras no tienen problemas para entablar conversaciones con adultos, es así como tienen la oportunidad de relacionarse fácilmente con toda clase de personas mayores, de diferentes edades, creencias, ocupaciones, y culturas. Esta intrínseca y valiosa propiedad que viene con el educar en familia, es proporcionada en la vida cotidiana a través del vivir y del funcionar en un mundo real.



¿Existen otras áreas en nuestro diario vivir que forman parte de el estilo de vida de los que educan en familia?

1 interesantes comentarios

  1. Anónimo // domingo, agosto 20, 2006 10:10:00 p. m.  
    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.