Estas son las razones por las que accidentalmente nos sentimos inclinados a estudiar de manera especialmente ardua nuestras lecciones de Ciencias Naturales. Nuestro entorno despierta del sueño del invierno y levanta a su vez nuestros cinco sentidos a la realidad de la vida que se desborda por todos lados. Hace algún tiempo noté alguna coincidencia que posiblemente ahora entiendo mejor. Muchos filósofos antiguos han sido naturalistas...¿o es alrevez? No los puedo culpar, la naturaleza grita a los cuatro vientos secretos que nuestro razonamiento podría escuchar si tan solo se inclinara hacia abajo en lugar de constantemente hacerlo hacia arriba en su estúpida altivéz.











2 interesantes comentarios

  1. Aprendiendo en casa // viernes, abril 18, 2008 5:27:00 p. m.  

    Soy una mamá de Argentina,más aún de Buenos Aires. Acabode ver el bonito mensaje y fotos de Ciencias Naturales, materia que me gusta compartir con mis hijos, lástima que la situación hoy 18 de abril sea catastrófica por estos lugares, estan ardiendo más de 17.000 hectáreas, y me quedo muy corta de cifras hace ya varios días,a 100 km de mi casa, sin embargo la distancia no impide que no podamos dormir por el humo reinante en nuestras calles, el mismo que se mete en nuestros hogares, provocándonos ardor en los ojos, molestias en la garganta, falta de oxígeno y molestias más importantes para aquellos ciudadanos que padecen alguna afección respiratoria, como el caso de mi hijo ( rinitis alérgica). Es una verguenza que todavía no hayamos tomado consciencia de lo grave que es atacar al medio ambiente, si sólo pudiésemos ser más solidarios y cuidadosos con nuestra Tierra, que en definitiva es nuestra casa...no?
    Cariños. Silvia

  2. Educando en Familia // domingo, abril 20, 2008 11:07:00 p. m.  

    Saludos Silvia,

    Que tristeza escuchar la difícil situación en la que se encuentran. No puedo imaginar la angustia e incomodidad que significa el vivir de cerca esta experiencia con un hijo afectado por la situación.
    Escucho en las noticias durante el verano sobre todos los incendios provocados por accidentes e irresponsabilidades y se me encoge el corazón. Espero que nos sea posible educar a nuestros hijos en un ambiente en el que el cuidado y buena administración de los recursos que han sido puestos bajo nuestra responsabilidad sea de una gran importancia...tan solo así podremos disfrutarlos.

    Me he tomado el atrevimiento de agregar tu blog a mi lista. Espero ser una visitante asidua y leer todo lo que tienes que compartirnos!

    saludos