Capítulo 2

Susan Shaeffer relata sobre su niñez y explica cómo su vida y la de todos los niños a su alrededor tenía forma y libertad; rutinas y estructuras morales comunes por un lado, y al mismo tiempo una niñez rica y abundante en libertad con muchas horas de juego, diversión y amistad.

Susan comenta también la oportunidad que tubo para vivir la realidad sin necesidad de la televisión, y de cómo fué testigo presencial de esa realidad al visitar con su papá a personas enfermas en el hospital y algunas veces acompañar a sus familias en los funerales.
Sus experiencias en la congregación fueron importantes en su vida, la escuela dominical, el canto de sus himnos favoritos y su participación en los eventos eclesiásticos ayudaron a formar para ella una vida estable, predecible, y en comunidad.

Una verdad trascendente es que, la forma en que nosotros como personas vivimos el día a día está basada en nuestra creencia acerca de lo que somos los seres humanos y el propósito de nuestras vidas.

Como muchos otros creyentes, Charlotte Mason, Susan Schaeffer, y C.S.Lewis pensaron que la Gloria de Dios se ve mejor reflejada en las cosas ordinarias que contiene el día a día cuando se viven con pasión o devoción en nuestros hogares, comunidades, trabajos, en nuestro arte, obras de caridad, etc. La vida simple de un hogar es importante para todos.

Cómo organizamos la vida de los niños alrededor del hogar es terriblemente importante. Si descuidamos su alimento físico, emocional o mental, si los abusamos o engañamos durante sus años de formación, estamos tirando a la basura la oportunidad que los niños deben tener de crecer apropiadamente. Podriamos y efectivamente podemos destruir sus vidas. No tan solo sus vidas personales pueden ser afectadas, pero si esto sucede con muchos niños, la cultura misma quedará desfigurada.

Muchas personas de hecho han sido gravemente afectadas y ya no pueden encontrar felicidad en las simples cosas de la vida como la naturaleza, una deliciosa conversación con amigos, carcajadas que interrumpen una inteligente conversación aquí y allá, una comida en familia, la compañia de un niño, la paz y quietud al observar el cielo al atardecer descansando después de un día de trabajo duro, disfrutar tomando una simple taza de té, etc. Para Charlotte Mason era remar en el lago, o el gozo al ver las primeras flores de la primavera. Para nosotros puede ser la compañia de grandes pensadores y vidas interesantes atravez de los libros.

Tanto Susan como Charlotte estan convencidas de que el cuidado y la Educación de los niños es una de las más grandes tareas que un ser humano puede tener

Susan compara su vida con la de Charlotte Mason. Charlotte disfrutaba la compañia de los niños, los apreciaba como a personas valiosas, diferentes unos de otros, facinantes, y muy frecuentemente con ideas facinantes. Charlotte se inscribió en una escuela para el entrenamiento de maestras a la edad de 18 años pero le fué imposible terminar el entrenamiento como residente en el colegio muy posiblemente por razones económicas o su frágil salud. En su lugar partió a enseñar en una escuela pequeña al lado del mar en la costa del sur de inglaterra. Ahí ella enseño y amó a los niños. Muchas de sus ideas tubieron su formación en ese lugar. En su tiempo libre, continuó sus estudios para finalizar con los cursos que le eran enviados por correo y así terminó con su trabajo, exámenes y obtuvo su certificado como educadora. La mayor parte de la Educación de Charlotte Mason en su niñez fué en casa, como era la usanza en su tiempo. Su madre y padre le enseñaron en la mayor parte, aunque también atendió a un internado por algún tiempo.

En uno de sus claros analisis Charlotte escribe sobre aquello que es necesario para formar una fuerte estructura educativa, método, y vida; y como los niños aprenden con entendimiento. Se dió cuenta que es exactamente en el hogar familiar el lugar más propicio en donde los niños pueden ser vistos por lo que realmente son: personas. Ella sabía que el hogar es fundamental para los niños; es una prioridad en sus vidas y desarrollo. Escribió libros y compartió pláticas para apoyar a los padres y ayudarlos a crear buenos hogares para sus propios hijos.

Alguna vez Charlotte le preguntó a una de las jóvenes que llegaban a su instituto para ser entrenadas en su filosofía: ¿A que vienes a este instituto?
La respuesta de la joven fué: He venido a aprender cómo enseñar.
Charlotte le respondió: No, has venido a aprender a Vivir.

4 interesantes comentarios

  1. Elena // martes, mayo 05, 2009 4:46:00 p. m.  

    Hola soy elena,mexicana,madre de 2 niños e interesada en la educación en casa,me han dicho q tu eres mexicana,es asi? me gustaria platicar mas contigo por q tengo muchas dudas,no solo de como educar en casa,si no q estoy haciendo algo legal,o como validar los estudios de los niños,espero me contactes,tu blog esta super interesante,felicidades =)

    Mi mail es leny323@gmail.com

  2. paloma // martes, mayo 05, 2009 6:31:00 p. m.  

    No sabes como te agradezco estas traduciones Yenia, es alucinanteeeee.
    Que gracia !!!!eres....mexicana!!! El otro día estuve con María y le comentaba que yo siempre te había imaginado muy rubia y con ojos azules...Vaya intuición eh!!!! ja,ja,ja..Bueno pues eso que gracias....

  3. Marcela // viernes, mayo 08, 2009 3:55:00 a. m.  

    qué bonito Yenia, cada día estoy más interesada en ésta filosofía educativa
    muchas gracias por acercárnosla!

    1beso

  4. Aida // domingo, marzo 04, 2012 11:16:00 a. m.  

    Buen día, soy madre de dos hijos de 3 y 5 años, vivo en México, Distrito Federal y estoy interesada en que el mayor inicie este año la educacion primaria en casa.

    Hay algún curso introductorio al que pueda asistir? Alguna organización a la que pueda contactar para iniciar con los primeros pasos?
    Gracias.
    Aída segura.