Todos los niños son diferentes. Nuestra oportunidad como familia de experimentar cuán diferentes son los nuestros y disfrutar de esas diferencias es invaluable.

Hace un par de meses fué el cumpleaños de Caleb, nuestro segundo hijo. Mientras que a nuestra hija mayor le entusiasman todas las etapas de planeación para su fiesta de cumpleaños (lista de invitados, decoraciones, menú, etc) nuestro hijo lo único que desea es que le dejen tranquilo comiendo pastel de chocolate. Mucho pastel con mucho chocolate.


Como es por todos en casa sabido, la pasión primaria de Caleb son los animales. Sus colecciones incluyen: pijamas, juguetes de plástico, juguetes de peluche, libros, documentales, revistas, etc etc etc), asi es que decidimos que para su tercer cumpleaños además de un pastel de 5 pisos de chocolate le llevariamos al zoológico y al safari.
En nuestra visita aprendimos muchas cosas que 5 horas de estudio en un salón de clase no pueden hacer a un niño aprender. Hay cosas que los libros no pueden enseñar. La instrucción de los niños que son educados en familia debe forzosamente de incluir: Experiencia.
De nuestra experiencia aprendimos que los zoológicos y Safaris, aún con los cuidados y comodidades que ofrecen a los animales, no son los lugares ideales para éstos. Hay varios animales que pueden convivir sin comerse el uno al otro. Hay animales que son muy sociables y otros que no. Los animales también tienen personalidades. Los animales atravez del tiempo se han ido adaptando a su habitad. Tambien aprendimos:

-En el Safari, es una buena idea abrir la puerta cuando son los cerdos o vacas los animales que estan fuera, pero no es una buena idea hacerlo con las zebras porque estas son muy curiosas y desearán introducir a tu automóbil la mayor parte del cuerpo que les sea posible.
-Cuando vayas al Safari compra mucho alimento para los animales y al alimentar a los animales sostén el bote con las dos manos y muy fuerte, ¡AFUERA de la ventana! O tendrás que trabajar mucho para limpiar el automóbil.
-Cuando vayas al Safari, ve al baño ¡ANTES de entrar!
-Olvídate de tomar fotos a los animales, son las fotos de los *hijos* disfrutando del paseo las que importan. (¡no te elvides de llevar baterías de repuesto!)
-Los besos de los elefantes huelen feo.
-Las jirafas se ven muy tiernas pero muerden.
-Cuando montes en un elefante, no grites como loco porque se puede asustar.
-Los tigres aunque son bebés, tambien duele cuando rasguñan.

2 interesantes comentarios

  1. David // domingo, septiembre 17, 2006 11:35:00 a. m.  

    Hola Yenia,

    Oye, ¡ que buenos comentarios, consejos . . . y advertencias apuntaste en tu visita al zoológico con tu familia !

    Me imagino que la pasaron muy bién.

    Saludos,
    ~ David

  2. Educando en Familia // martes, septiembre 19, 2006 10:44:00 a. m.  

    Así es David, esperando que nuestras tragedias puedan prevenir las de otros. ;-)