El Doctor Raymond Moore y su fallecida esposa Dorothy son conocidos como los abuelos del "Homeschooling" en los Estados Unidos, después de haber dedicado años de su vida trabajando profesionalmente en el sistema de educación, educando en familia a sus propios hijos y siendo activos pilares en la defensa del movimiento del “Homeschooling”.
Habiéndose también dedicado a la investigación y a publicar resultados concretos sobre la educación, esta pareja ha ofrecido su experiencia y conocimientos apoyando a familias que se han decidido a educar a sus hijos en casa por medio de su fundación.
Como profesionales de la educación son conocidos alrededor del mundo, el Dr. Moore por su ayuda en la reorganización de colegios y universidades y en el establecimiento de programas de estudio-y-trabajo, y la señora Dorothy por ser una gran autoridad en el área de currículos y lectura.

Los "Abuelos del Homeschooling"; después de haber estudiado los resultados sobre investigaciones en el sector infantil en las áreas de la medicina, oftalmología, neurología y psicología llegaron a la conclusión de que, para la mayoría de los niños, la edad más apropiada para comenzar con el estudio formal se encuentra entre las edades de 8 y 12 años. La investigación de los Moore no terminó en las páginas de un libro, sino que aplicaron sus teorías en familias educadoras durante los 70s y los 80s para aprender lo que sucedía si a los niños se les dejaba libres para aprender a un ritmo más de acuerdo con su naturaleza.

¿Resultado? La Formula Moore.

Y esta es la Formula.

1) El estudio se lleva a cabo desde algunos minutos hasta varias horas al día, dependiendo del nivel de madurez del niño más que de su edad.

2) Trabajo físico en la misma medida que el estudio.

3) Servicio en el hogar y/o en la comunidad, por alrededor de una hora.


Los Moore proponen que aunque los niños no ejercerán estudios formales sino hasta que hayan alcanzado un nivel específico de madurez, éstos no deben ser abandonados a vivir vidas desordenadas. Una agenda desarrollada de forma individual con actividades que sirvan como anclas en el día del niño y que son coordinadas para proporcionar al niño estructura y seguridad, deben ser preparadas con especificaciones tales como la hora para levantarse y para acostarse, las horas para los alimentos, etc. Es necesario incluir al niño en las actividades de la familia, las que sostienen el hogar, y esto es para satisfacer su necesidad de pertenencia y hacerle notar que es necesitado por la unidad familiar. Es importantísimo ofrecer al niño un hogar en el que se vive en un ambiente saludable de amor, seguridad y servicio a los demás.

No piense en lo que a usted le gustaría que el niño hiciera, sino en algo que va de acuerdo a los intereses y necesidades del niño. Pero no olvide que usted debe también ser un ejemplo de consistencia, paciencia y deseos de aprender, que influirá en su hijo mucho más que nadie. No se enfoque en los resultados de exámenes o evaluaciones, disfrute a sus hijos, ámelos, y escuche lo que tienen que decir. Cuénteles historias, lean libros, viajen, vayan a acampar, a pescar, ponga su creatividad a funcionar en cajas de arena, con la masa del pan, con un telescopio, un microscopio, un diario, con herramientas en el garaje o en el jardín.
Los Moore enfatizan que la atención individual a los hijos es importantísima, pero recalcan que los niños por su naturaleza necesitan una atención especial entre las edades de 5 y 10 años.

Esta filosofía incluye el entrenamiento de los hábitos en los que se forma el niño. Tomando en cuenta que los hábitos se forman con o sin la ayuda de los padres, es mejor invertir tiempo y esfuerzo en crear con toda intención hábitos beneficiosos en los hijos. Es la intención que por medio de este método, se puedan crear lazos familiares fuertes, pero no tan solo a este nivel, sino también al nivel de la comunidad local mediante el servicio que el niño presta.
Uno de los grandes beneficios de la "Formula Moore" es su bajo costo y la manera en que reduce el stress en las familias en su aplicación.


El Doctor Raymond Moore y su esposa han escrito un libro(disponible parcialmente en línea) en el que ofrecen resultados concretos sobre la base de su fórmula: "Mejor Tarde que Temprano"

4 interesantes comentarios

  1. maria // miércoles, noviembre 22, 2006 2:31:00 a. m.  

    Muy interesante esta información. La verdad es que no había oído hablar nunca de los Moore. Es cierto el dicho de que nunca te acostarás sin saber dos o tres cosas más.

    Por cierto, Yenia, ¿le pasa algo al foro? No me deja escribir mensajes desde ayer.

    Un beso.
    Maria

  2. Educando en Familia // miércoles, noviembre 22, 2006 10:33:00 a. m.  

    Hola María,
    Que bien que te ha agradado la info. Yo también estoy aprendiendo cantidad.
    Acabo de checar el foro y todo parece normal. trata de nuevo y dime.

  3. Anónimo // miércoles, noviembre 22, 2006 12:53:00 p. m.  

    Por cierto, que los Moore tienen su própia academia, y si no me equivoco ofrecen también un servicio para hispanos.
    Azu

  4. Educando en Familia // miércoles, noviembre 22, 2006 8:23:00 p. m.  

    Hey Azu,
    Si, lo malo que en su página todo lo que tienen en español es una introducción. :-(