Con la primavera han llegado a nuestro pueblo nuevos pájaros. Hemos encontrado también 3 nidos, uno de los cuales en este momento tiene unos pequeñitos aún sin plumas.

Ha sido una maravilla para los niños ver los huevecillos, y admirar después a los pequeñitos acomodados en su nido, todos apretaditos.

Nos visitan tambien un par de ardillas, y esta semana pasada encontramos en la tienda de jardinería un bloque con alimento especial que cuelga de una cadena que tiene un resorte en uno de los lados. El señor Ardilla, como lo llaman los niños; tenía la costumbre de vaciar el comedero de los pájaros para después comerse las semillas del piso. Al parecer, el señor Ardilla está disfrutando de su nuevo alimento, aunque me temo que se lo está ...devorando... demasiado rápido.

3 clases nuevas de pájaros han llegado con la primavera. Uno de ellos es una variedad del pinzón, y se ha convertido en el favorito de mi querida S. Mi pequeño C se ha concentrado en los gusanos tan intensamente que hemos tenido que llenar varios frascos de vidrio con tierra para mantenerlos dentro de la casa por un tiempo. Leí sobre las granjas de gusanos y es algo que estamos considerando para C. ¿Porqué será que a los niños les gustan los animales viscositos?

Mi S. me dió el día de hoy la sorpresa de que en sus ratos libres se está dedicando a escribir un libro con ilustraciones. Esto ya lo ha hecho otras veces, pero esta vez según sus propias palabras "será mucho mejor". Ha estado muy contenta dandole un repaso a su libro matilda de R. Dahl. Y está uno en camino de la serie de "la Casa Mágica del Árbol" para agregar a su mesita de noche que más bien parece una de esas mesas en la feria del libro.

El pequeño C se pasó 20 minutos ininterrumpidos el día de hoy repasando una serie de revistas de animales para niños. Son mensuales, y tenemos como 3 años de suscripción y una pilota de revistas que son releídas por todos de vez en cuando.
En cuanto a esto me encontraba pensando en un par de verdaderos inconvenientes de la Educación en Familia que espero escribir en una entrada uno de estos días.

2 interesantes comentarios

  1. Maria // martes, mayo 01, 2007 3:19:00 a. m.  

    Qué envidia me das, Yenia. Qué bonitos los comederos y qué suerte lo de la ardilla. Yo creo que en el parque al que vamos debe haber alguna, por las piñas roídas, pero no hemos visto nunca.

    Estoy deseando leer sobre ese inconveniente, o inconvenientes.

    Un beso.

    (La foto del sábado, ¿es de alguno de tus hijos?).

  2. Educando en Familia // martes, mayo 01, 2007 11:06:00 p. m.  

    Hey María,

    Una de las ventajas de vivir alejados de la ciudad sin duda. Pero, nosotros no podemos ir muy frecuentemente a la biblioteca, así que ahí está una desventaja.

    Si, la foto de es la mayor. Y esa lupa la compré en una de esas tiendas chinas en donde venden todo bien barato, jeje.

    Todavía estoy hechando humos con la señora tan atrevida con la que te encontraste en el banco, en cuanto me calme te dejo un comentario, pufff!

    Beso para tí también!