Charlotte Mason, educadora británica que vivió a finales de los 1800´s y principios de los 1900´s, escribió que los niños deben disfrutar de tiempo de juego; de crear, expresar y practicar las ideas que han aprendido. El jugar es una necesidad educativa en la cual la madre debe de intervenir muy poco dejando al niño la libertad de estar en contacto con la naturaleza por el mayor tiempo posible jugando con tierra, en charcos, con bichos o trepando árboles.

"...Mi objetivo es mostrar que la función primaria del niño -su principal trabajo en el mundo durante los primeros seis o siete años de vida- es conocer todo lo que pueda acerca de cualquier cosa que se presente bajo su curiosidad por medio de sus cinco sentidos, que se le ha atravezado en el camino un insaciable apetito por el conocimiento y que...la tarea de sus padres debe ser el ponerlo en el camino en el que puede intimar libremente con la madre naturaleza y sus objetos, para que así la educación intelectual del niño pequeño descanse en el libre ejercisio de su poder de percepción....y la sabiduría del educador entonces yace en apoyar el trabajo de la naturaleza en esa evolución en la que se encuentra este ser humano." Charlotte Mason en Home Education Series, Vol 1, pág 97
Traducido y adaptado por mí.
¿A que jugamos en casa?
  • El baúl de los disfraces ocupa el lugar número uno. (Acá para hacerlos). Retazos de tela, cajas vacías, cortinas, y demás son parte de todo este mundo de imaginación.
  • Supermercado. Objetos varios de la cocina son etiquetados con precios aproximados y con monedas y billetes de juguete nos divertimos y aprendemos matemáticas, sobre las necesidades de los diferentes integrantes de la familia, etc.
  • Restaurante. Diseñamos el menú y lo adornamos con recortes de revistas. Anuncios con el nombre del restaurante y frases interesantes. planeamos platillos con nombres exóticos reales o inventados. Preparamos mesas con vajillas, flores, y manteles. Practicamos los buenos modales. Aprendemos matemáticas.
  • Turista Mundial. Juego de mesa.
  • Scrabble. Juego de mesa.
  • Solitario. Juego de cartas.
  • El juego de el resorte o elástico.
  • Teatro. Tenemos unas cortinas que se sostienen con un tubo en el umbral de las puertas de la sala de estar.
  • Acampada. Tenemos tres casas de campaña que armamos en la sala de estar o en el patio trasero o en la terraza en las que jugamos y hacemos muchas cosas además de tan solo jugar a acampar.
  • Sonidos de animales. Mamá pregunta ¿Cómo hablan los perros? y pasa de lo más fácil a lo difícil. En casa ha infundido interés en los niños para saber cuales son los sonidos que los conejos, tortugas, zebras y otros animales hacen.
  • Legos. El límite es la imaginación.
  • Playmobil. idem.
  • La mamá monstruo. Muajajajajaja! mi favorito.
  • Escondidas. Una versión híbrida de escondidas y monstruos ha sido también muy divertida. Si me encanta ser la mamá mosntruo.
  • Nómbralo. Jugamos a nombrara animales y tomamos turnos hasta llegar a la persona que no encuentra un animal que no haya sido nombrado y pierde. Una versión más difícil es jugarlo por las letras del alfabeto para empatarlas con la primera letra del nombre del animal.
  • Sabores y olores. Este si que es para todos, pero no lo jugamos seguido porque se pierde el interés. Les bendamos los ojos por turnos y en un plato con 5 comidas diferentes se las damos a oler para adivinar. Después de haber tratado con las cinco diferentes quitamos la benda y vemos cuáles estaban bien. O hacemos lo mismo pero probando las diferentes cosas.
  • Bailar. Diferentes tipos de música. Sus reacciones han corrido desde un abrazo y un te quiero hasta carcajadas en el suelo. Pasando por unos cuantos disgustos, ni me pregunten porqué que no sé. (Esta es nuestra última incursión -ver el video- y ha sido un éxito con todos aunque al chiquito le gusta que lo tome en brazos para "bailar conmigo".)
Por supuesto que el principal juego en casa se lleva a cabo en el patio trasero y no tiene límites, e incluye; pescar con redes o cañas, ver los peces y devolverlos, jugar con hormigas, admirar a las abejas carpinteras, encontrar las nuevas flores de la temporada, escarbar para encontrar gusanos, plantar o debo decir "plantar", agua, arena, pasteles de lodo con muchos y diferentes aditivos, bungees, martillar en el jardin o en madera o en troncos o .......etc etc etc.

¡Nos vemos en la tercera edición!

1 interesantes comentarios

  1. paloma // lunes, junio 02, 2008 7:34:00 a. m.  

    Yenia tengo muchas ganas de poder leer a Charlotte Mason pues siento desde que la conocí que su filosofía puede encajar muy pero que muy bien en nuestra familia. Gracias por tu empeño en traducirla. Lo que dice sobre el juego es tan bonito...
    Te copiaré algunos juegos.
    Ayer estuvieron los niños en un cumple de un amigo y descubrieron que existen las maquinitas esas de juegos OH!!!!! quedaron absortos...Y ahora ¿Que hago yo?
    ¿Tal vez se olvidarán de ellas?...
    Un beso Yenia, esto del carnaval está fenomenal. Me está gustando mucho la idea.